19 dic. 2008

No somos nadie.


Freud decía que la humanidad había recibido tres duros golpes a lo largo de la historia:

El primer golpe fue dado por Galileo, quien estableció que el ser humano no era el centro del universo. Con lo cual los seres humanos dejaron de considerarse el ojito derecho de su Dios, dejaron de ser tan egocéntricos a nivel interplanetario, tuvieron que aceptar que su Dios no les había puesto en el centro del universo, tuvieron que bajar del altar en el que pensaban que estaban.

El segundo golpe vino de manos de Darwin, Quien estableció que el ser humano no era más que un primo de los primates. Con lo cual los seres humanos tuvieron que aceptar que no eran la cosa más perfecta de su mundo, sino que eran una ligera modificación de un simple mono.

Y el tercer golpe vino de manos del mismísimo Freud, quien estableció que el propio ser humano está formado y reinado, mayoritariamente, por el inconsciente. Con lo cual los seres humanos tuvieron que aceptar que ni siquiera ellos son dueños de sí mismos.


Tras todo esto uno solo puede pararse a pensar y llegar a la conclusión de que la fama, la fortuna, la arrogancia y el egocentrismo no sirven de nada y solo sirven para malgastar el tiempo. Por eso pienso que el ser humano debe evitar perder el tiempo persiguiendo el poder, luchando por ser alguien, dejad de intentarlo, no somos nadie. Pensareis “¿y que hacer pues?” Yo lo tengo claro, si gran parte de mi ser esta constituido por mi inconsciente y solo se puede llegar a él a través de los sueños, voy a cumplir todos los sueños que se me pongan por delante, me cueste lo que me cueste, pero no buscaré sueños de poder y ambición, pues como ya he dicho eso sería perder el tiempo.

3 comentarios:

Ana dijo...

Qué fácil es decir que vas a luchar por todos tus sueños...
Un beso.

cuenk dijo...

Sí, pero más fácil resulta decir que cumplir los sueños es imposible sin nisiquiera luchar por ellos...
Un beso.

Grajo dijo...

Muy cierto, Cuenk