27 mar. 2011

Ética profesional, "periodistas" del siglo XXI

Los de Telecinco se han vuelto locos, locos por conseguir una exclusiva.  Parece ser que todo vale cuando se trata de una exclusiva, incluso destrozar psicológicamente a una persona atacándola repetidas veces con comentarios hirientes. Yo no soy periodista, pero si voy camino de psicólogo y creo que ningún psicólogo aprobaría el maltrato y la presión que ejercen, esta panda de periodistas (por llamarles de algún modo), sobre Isabel García. Se ve que ahora junto con el título de periodista también te dan la licencia para extorsionar a la gente. Muchos defienden a Telecinco argumentando que lo hicieron por una buena causa que la mujer tenía que confesar tarde o temprano. Vale, pero no hay que olvidar que esto no es una comisaría de policía de los Ángeles. Es un programa de televisión, no tiene que haber poli bueno y poli malo, simplemente periodistas preparados y no carroñeros que destripen emocionalmente a una persona solo para conseguir una exclusiva. En fin, no se que más decir porque las imagenes hablan por sí solas.
 
Es increíble no le dejan decir ni siquiera donde está y la siguen a todos lados para que otros periodistas no les quiten la exclusiva ("me la voy a llevar porque no voy a dejar que nadie me la quite", como si las personas no fuesen más que mercancía). Y encima Ana Rosa tiene el valor de decir "nuestra compañera ha hecho una lección de sensibilidad y periodismo". Si ha demostrado tener mucha sensibilidad después de hacer que se enfrentase a todas las críticas, dejar que siguieran grabando pese a que Isabel le rogaba que apagasen las cámaras y querer llevarsela a otro sitio para que no se la robasen como si fuera un mero objeto. En fin, así están las cosas por ahí fuera.

3 comentarios:

L . dijo...

¿Telecirco, dices?
Ahí no saben el significado ni de "ética" ni de "profesional" ni de "periodismo", con lo cual, lo único que hacen es meter las narices en las miserias de los demás para luego explotarlas. Asco puro y duro dan.
Hacen perder el tiempo a los que quieren perderlo.

Transeúnte dijo...

INCREÍBLE.
De verdad que me he quedado impresionado al ver este caso de auténtico acoso. Han dejado a la mujer destrozada y Ana Rosa tiene el fabuloso cinismo de decir que la periodista es una profesional.

Pero esto no es lo peor. Lo peor es que los espectadores se muestren indiferentes ante esto, que acepten esta mierda como la realidad periodística.
Lo dicho, increíble.

Muñekita Cat dijo...

Holaa!! tuu blog está excelente, me encantaría enlazarte en mis sitios webs. Por mi parte te pediría un enlace hacia mis web y asi beneficiar ambos con mas visitas.

me respondes a munekitacat19@hotmail.com
besoss
Catherine