27 mar. 2009

El Valle de los lobos. Día 1.


Ahí estaban ellos, como colonos en pleno siglo XXI, Adrián Cuenca empezó la presentación como “anfitrión” de aquel lugar:
–Muy bien, sean todos bienvenidos a mi utopía, déjense contagiar por la esencia de este hermoso sueño y por supuesto no olviden nunca que los sueños a veces se hacen realidad. Se que cada uno de ustedes procede de su particular utopía, pero hoy están aquí en calidad de invitados. Es un placer acogerles en esta comunidad, espero que su estancia aquí sea de su agrado. Bienvenidos, al Valle de los lobos.

Los visitantes gozaron de las vistas, primer encanto de aquella comuna, un valle cubierto de hierba muy bien cuidada, se extendía ante ellos. Una senda se desdibujaba a lo largo del valle permitiendo el acceso a todas las zonas del valle, aunque la hierba estaba tan bien cuidada que daban ganas de andar por ella, incluso de tumbarse en ella. Zonas florales, que servían de alimento a las colmenas de abejas productoras de miel, un lago, construido por los propios habitantes en el centro del valle, una gran mansión, parecida a la Casa Blanca al final del valle, bosques, un par de talleres y campos de cultivo, todos estaban conectados por la senda que zigzagueaba por el valle cual serpiente. El aire puro, la suave brisa, todos parecían disfrutar del paisaje. Fue entonces cuando Cuenca lanzó una batería de preguntas a sus invitados:
–Bueno ¿Qué opinan a simple vista? ¿Les gustan las vistas? ¿El ojo de su imaginación ve algo que tal vez debería estar presente en el paisaje y no está?
Lorena respondió a las preguntas que Adrián Cuenca formuló. Ella estaba satisfecha con las vistas, pero le costaba aceptar un mundo utópico sin el mar. Sin su murmuro y su aroma. Echaba en falta el ronroneo de las olas rompiendo el silencio y creando una armonía de tranquilidad en el ambiente. El valle, las flores, la mansión, le parecían estupendas. Pero su mundo utópico sin el mar, era como si no fuese su mundo y así se lo hizo saber al joven.
Este con una sonrisa de oreja a oreja, le respondió mientras daba la espalda a la multitud y contemplaba el horizonte con la cabeza bien alta, sin percatarse de que, al dar la espalda a la multitud, estos podían tomarlo como una falta de respeto:
-Es cierto, yo también hecho de menos el mar y su brisa, pero lo bueno que tiene mi utopía, como más adelante les explicaré con más detenimiento, es que podemos ir de viaje por el resto de comunas, comunas como esta, sin necesidad de pasaporte, dinero o maletas. Podemos programar en cualquier momento un viaje a una comunidad que tuviese una playa cerca y así cambiar de ambiente, sin llevar nada más que nuestras ganas de viajar y ayudar a la comunidad que nos acoja. Esto es posible gracias a nuestro sistema económico universal que les explicaré con detenimiento más adelante, ruego que no hagan preguntas sobre el tema economico hasta que se les explique detenidamente, aunque tal vez empiecen a intuir de que va la cosa ¿Alguna pregunta más en relación al paisaje?

5 comentarios:

cuenk dijo...

Esto empieza, os explico, creo haber encontrado un modo justo y equitativo de hacer esto. Si os convertís en redactores y administradores de este blog, podéis modificar las entradas (símbolo del lápiz debajo del texto.) de ese modo podéis ampliar la narración respondiendo a las preguntas que otros escritores lancen en el mismo texto y añadiendo vuestro punto de vista. Lo que si que tenemos que dejar claro es si os gusta el nombre que le he puesto al texto, al valle o si no queréis un valle y queréis en otro sitio decidlo. Se supone que cada una de vosotras tiene ya su comuna montada, en el lugar que ella haya elegido y con la estructura que ella haya elegido. De este modo, si vuestra utopia se encuentra en la playa por ejemplo, podéis hacerlo saber diciendo por ejemplo "Sí, las vistas son muy bonitas, pero a mi me gusta más la ubicación de mi comuna, no cambiaria la playa por nada." Que cada cual se las ingenie para exponer sus ideas del modo más original y sencillo que pueda. Se que aquí el que lo tiene más fácil para exponer sus ideas soy yo, puesto que supuestamente soy quien os explica mi utopia, pero si queréis más adelante podemos organizar un viaje a las otras utopías para intercambiar papeles de anfitrión y visitante. Espero que esto os haya aclarado el modo en el que funcionará esto. Entiendo que es muy complicado, pero creo que con la práctica la cosa se irá simplificando. Por cierto, los días en el texto equivalen a semanas, el próximo viernes pasaremos al día dos, para así tener tiempo para aclarar las cosas y dar tiempo a redactar un día. Para solucionar posibles problemas en el futuro, si alguien quiere interrumpir alguna conversación para hacer una pregunta, se recomienda que la escriba en rojo hasta que la duda quede resuelta para facilitar la búsqueda de dudas no resueltas. No se si con todo esto me estoy explicando o liándolo todo, si alguien sabe expresar lo que quiero expresar mejor le ruego me ayude.

L . dijo...

A ver si lo he entendido: Has empezado con tu escena ideal para ubicar tu mundo, nosotros, durante esta semana, podemos entrar y "editar" la entrada exponiendo nuevas ideas o rebatiendo las tuyas y a la vez dejando clara la posición de nuestro "mundo ideal"... la semana que viene tú harás la continuación y así, ¿No?

cuenk dijo...

Correcto.

Ana dijo...

A ver, ¿y cómo te digo yo lo que veo, en un comentario? Qué lío tengo, ¿eh? Jejeje.

cuenk dijo...

jeje, entiendo tu lío, no tienes que dar tu punto de vista en un comentario, sino "reeditando" la entrada y poniendo tu opinión desde el mismo texto, por ejemplo yo he preguntado si alguien del grupo cree que debería estar distribuido todo de otra forma. Si tú quieres exponer por ejemplo que el lago no esta bien, "reeditas" el texto escribiendo tu parte. Por ejemplo pondrías "De entre grupo una joven llamada Ana (la tercera persona es necesaria para evitar confusiones y mil yoes.) le preguntó a Adrián si era necesario tener un lago en el valle. Espero haber solucionado tu duda, creo que se me había olvidado decir que vosotras estáis dentro del grupo. Por cierto, para poder reeditar entradas es necesario que seas administradora del blog y para ello necesito tu correo electrónico para mandarte la invitación, si no quieres exponerla en Internet mándamela a esta dirección de correo
“cnk_90_@hotmail.com”