15 ene. 2009

Cumpleaños... Feliz.


Ayer fue mi cumpleaños, por la mañana pensé que en realidad era un día como cualquier otro, supongo que me estaré haciendo mayor (aunque esté mal que yo lo diga) y esto de los cumpleaños para mí significa más bien poco. Pero por la tarde, la sorpresa que mis compañeros de psicología me habían preparado, me hizo cambiar de idea. Realmente no me lo esperaba ¿Quién me iba a decir a mí que la propuesta de ir al bar a jugar a cartas y hacernos unas cervezas (la típica propuesta universitaria), se iba a convertir en una celebración de cumpleaños totalmente inesperada? Que grandes son. Una tarta, un par de velas, unas cervezas y un poco de piscolabis, tienen su precio… pero el detalle y la amistad que nos une, chicos, no tiene precio alguno. Pensareis “joder tampoco era nada del otro mundo, si le hubiésemos montado una fiesta mucho más grande se nos muere allí mismo.” Pero tengo mis motivos para estar tan agradecido, posiblemente este texto os resulte un tanto exagerado y no captéis el porqué he decidido escribirlo. Pero soy como un complejo rompecabezas, poco a poco iréis descubriendo como funciono. Mientras tanto, una anotación para que empecéis a entender el porqué de este tan agradecido texto… “A mi no me mueve el dinero o el poder, me mueven los buenos momentos que paso con mis amigos.” La tarta con las velitas es un símbolo, los símbolos solo tienen el valor que les da la gente. Por si sola una tarta con velitas no significa nada, en cambio si estáis vosotros alrededor todo cobra sentido y valor. Por cierto, aprobecho para decir que algunos no pudieron estar presentes, pero que de todos modos, lo estubieron. El valor que habéis creado, es uno de los valores más significativos que hay para mí, la amistad. Se que estas palabras suenan muy cursis, yo mismo me estoy asustando, pero son las palabras que salen de mi cabeza al pasarlas por el filtro del afecto, la amistad y la gratitud. ¿Por qué colgar esto en el blog? Bien en este blog expongo todo lo que es importante para mí, vosotros no ibais a ser menos. Llevaba tiempo queriendo dedicaros algo, pero no encontraba tiempo. Hoy me habéis hecho sacar tiempo, incluso en un periodo de exámenes donde el tiempo es oro, para dedicaros estas palabras. Muchas gracias, no tengo nada más que decir… de momento.

2 comentarios:

Ana dijo...

¡Felicidades! Aunque sean con retraso jeje. Los amigos son la caña, hacen que uno deje de sentirse una mierda a ser el rey del mundo jeje. Me alegro de que lo pasaras bien :D
Un besito.

L . dijo...

Felicidades bastante atrasadas!
Los detalles que los amigos o tu gente te hacen son lo que más marca, sean los que sean.