9 dic. 2008

El ateo.


Hola ¿Qué tal? Soy el ateo y hoy vengo a hablaros de Dios. Antes que nada no se si un ser tan perfecto como Dios, puede permitir que el propio concepto de Dios esté tan lleno de contradicciones y defectos. Empezamos bien, un ser perfecto con defectos. El primero de estos defectos es uno de los que considero más importantes, es el hecho de que Dios no pueda suicidarse, ya que es eterno. Pero sin embargo debería poder suicidarse ya que es omnipotente. Con lo cual ser Dios es una gran putada, porque ser eterno significa aburrirse y no poder suicidarse indica que el aburrimiento es eterno. Dices tío que dios es omnipresente, puede meterse en el vestuario de las chicas para entretenerse. Sí, pero no puede hacer nada más con ellas, su concepto de hacer el amor es el siguiente: Manda a uno de sus colegas a decirle a una virgen que si quiere tener un hijo con el mismisimo Dios, claro ahí la virgen no puede dudarlo. Cuando la virgen dice sí, el ángel le comunica a la virgen que ya tiene en el vientre al hijo de Dios. Supongo que la virgen se quedaría flipando, diría “Ya está, pero ¿y la parte divertida? Yo creía que esto iba a ser divino, no efímero.” Dios está condenado a aburrirse y claro piensas que él se lo pasará bien viendo la historia de la humanidad, que supongo que como película de terror estará entretenida, pero al final cansaría. Ahora mismo Dios estará pensando “Joder, por que no lanzan ya todas las bombas atómicas a ver si así se acaba ya la puta película, llevo millones de años viendo esta pelicula y ya ni me acuerdo como empezó, quiero ver ya los créditos para ver quien es el director de esta mierda.”
Con tanto aburrimiento es normal que decida mandar alguna plaga de vez en cuado para entretenerse. El hecho de que un ser justo, bondadoso, misericordioso y omnipotente, decida que la mejor forma de hacer justicia, o de pasárselo bien, sea provocar un diluvio universal, convertir a la gente en sal o mandar numerosas plagas es un poco retorcido. Coño, si de verdad eres omnipotente convierte en buenas personas a los pecadores, cámbiales el chip en lugar de ahogarlos a todos. Con solo chasquear los dedos podrías hacer que el pecador de turno se convierta en un santurrón. Ya me imagino yo a Dios juzgando a las personas “Haber tú ¿qué has hecho? Robar una barra de pan ¿Qué hago, anulo la cleptomanía de tu mente o te mando una plaga de langostas? Pues las langostas mismo, que suena más divertido.” No, tío, haz las cosas bien, por mucho que te aburras. Otra de las cosas que fomentan el aburrimiento de Dios es que no puede soñar, no puede tener sueños, aspiraciones. Si eres omnipotente y quieres algo, lo tienes. Eso sí, el único sueño que puede tener Dios es el de suicidarse, que dices mala mierda de sueño, con esa mierda de vida lo único que puede hacer es suicidarse, a no, que no puede. En el fondo me da pena Dios, creo que deberíamos ayudarle a cumplir su único sueño, deberíamos matarle. Pero que pueden hacer unos simples mortales contra un ser divino, podríamos intentar ignorarlo, como quien se olvida de los peces del acuario y al final mueren, eso sí, mis peces no eran eternos. Está claro que ser Dios es una gran condena. Nosotros los humanos somos todo lo contrario a Dios, así que de imagen y semejanza poco. Nosotros somos tan imperfectos que resultamos “perfectos”, mientras que Dios es tan perfecto que resulta imperfecto. Nosotros tenemos muchísimos sueños, quien no los quiera cumplir que se suicide, nosotros podemos hacerlo no como otros. Al parecer Dios tiene envidia de nosotros. Termino aquí la conversación con una reflexión, si no soy atacado por un ejercito de ranas o langostas, significa que Dios no es rencoroso o que Dios no existe, que cada cual elija la que más le convenza.

No hay comentarios: